Durante la extensa ocupación romana de la Península Ibérica, Sevilla llegó a convertirse en uno de los enclaves más importantes de la época.

Huella de ello son los restos que aún perviven junto a nosotros y que en ocasiones pasan desapercibidos.

Retrocederemos dos mil años hasta una época de gran esplendor, visitaremos la ciudad de Híspalis, conoceremos el impulso que Julio César promovió con la fundación de “Colonia Iulia Romula Hispalis” y cómo se convirtió en uno de los proveedores más importantes para Roma de alimentos, aceite, vino y metales.

Con vestigios tan importantes como el templo de la calle mármoles, el Antiqvarium en la Plaza de la Encarnación o los restos de la calzada romana de la Puerta de Jerez podremos acercarnos a la vida cotidiana de los ciudadanos romanos de nuestra ciudad, sus costumbres, su vida social, política, religiosa, comercial…

Ven a descubrir con nosotros un periodo fascinante de nuestra ciudad, aunque sea un gran desconocido. Ven a disfrutar de la grandeza de una de las más importantes ciudades romanas de Hispania.


 

Comentarios cerrados